Pasamos temporadas complicadas o difíciles que nos afectan emocionalmente. En estas ocasiones, a veces optamos por un tipo de comida como dulces, pasteles, comida grasa, que aparentemente nos ayudan a llenar un vacío emocional pero las únicas respuestas que encontramos son cansancio, apatía, pereza y culpa.

Comer estresada/o con ansiedad provoca ardor, acidez, dolor.

Las digestiones pesadas pueden aparecer por diferentes motivos:

  • Una mala alimentación: los fritos muy grasos, dulces, salsas y platos preparados, pan blanco, bebidas azucarada.
  • Comidas copiosas y excesivas. De esta forma llenamos nuestro estómago.
  • Comer rápido, no dando tiempo al sistema digestivo de enviar la señal de “estamos llenos” al cerebro. Añadiendo además que generalmente comer rápido va ligado a no masticar bien la comida, así que trabajo extra que también deberá hacer el estómago.
  • Intolerancias a determinados alimentos. Si comemos alimentos a los cuales somos intolerantes, provoca inflamación en el sistema digestivo produciendo gases.

Como ya notaste, las digestiones pesadas se manifiestan por diversos motivos, cuando abusamos del café, del té negro, de bebidas azucaradas con cafeína, ya que aumentamos el estado de alerta y sufrimos de insomnio, ansiedad, estrés y/o nerviosismo.

Cinco malos hábitos emocionales que no ayudan a tener una alimentación saludable:
1. Comer y/o picotear durante todo el día. Por algún estado emocional como estrés, nervios o tristeza, comemos para calmar de forma momentánea esa emoción. A lo largo del día no paramos de llevarnos comida a la boca, lo que provoca que el sistema digestivo no descanse, gasta energía constantemente y nos hace sentir más desmotivadas/os y
“apagadas/os”.

2. Saltarse una comida principal. No desayunar, ni comer o cenar, afecta sin duda a
nuestras emociones y estado anímico. Como se menciona al inicio, los alimentos son la fuente de energía, por lo tanto, si nos saltamos una comida principal, podemos sentir irritación, apatía, tristeza, sueño, desconcentradas/os, debido a la hipoglucemia.

Recordemos que si el cuerpo no recibe los nutrientes que necesita para obtener energía y funcionar con normalidad, tomará esta energía de otro lado. Por ejemplo, la glucosa (azúcar), tomará lo mínimo para ir sacando de los depósitos de grasa (si lo hay) de los
músculos o del hígado.

3. Adicción a un alimento concreto. Muchas veces sentimos la necesidad de comer algunos alimentos específicos y además a diario, por ejemplo: chocolate, leche, pan, fuet, galletas.
Al no tener a la mano ese alimento, podemos sentir nervios, ansiedad, rabia, enojo.

4. Comida preferida. Nuestro plato favorito a veces se come come con ansias y hasta provoca querer repetir. Se mezclan emociones. solemos, sentir alegría, felicidad, nostalgia, placer y en algunos casos tristeza.

5. Hacer dieta. Cuando estamos haciendo dieta, esa forma de alimentarnos (alimentos prohibidos, normas, pautas, etc.), generalmente nos provoca angustia, ansiedad, irritación,
tristeza, insatisfacción, frustración.

Fuente: Diet Service | Asesoria Nutricional personalizada

En Diet Service encuentras:
👩‍⚕️ Asesoría Nutricional personalizada con monitoreo constante.
🛵 Delivery Saludable. Te llevamos el almuerzo, cena y merienda a tu casa u oficina.
📲 App diseñada para que puedas seguir tu tratamiento y otros beneficios.
🔬 Test Nutricionales que te ayudará a tener un proceso de tu plan más efectivo.

#JuntosPodemos
#AtletasPeru
#ViveConPasion


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here