CUIDADO, LESIONES, PREVENCIÓN

Las articulaciones son donde se unen dos o más huesos. Sus hombros, codos, caderas, rodillas y nudillos son articulaciones.

Pero las articulaciones son más que huesos. Incluyen los tejidos blandos que los rodean, como cartílagos, tendones y ligamentos. El cartílago es el tejido flexible, duro y resbaladizo que cubre los extremos de los huesos en una articulación. Los tendones son bandas resistentes y flexibles que conectan los músculos con los huesos para que pueda mover las articulaciones. Los ligamentos conectan los huesos de la articulación entre sí para mantenerlos estables cuando se mueve.

¿Qué son los trastornos articulares?

Los trastornos articulares son enfermedades o lesiones que afectan sus articulaciones. Las lesiones pueden ocurrir debido al uso excesivo de una articulación; o puede sufrir una lesión repentina, como un accidente o una lesión deportiva.

¿Qué tipos de problemas de las articulaciones se producen por lesiones repentinas?

Los trastornos de las articulaciones por lesiones repentinas incluyen:

  • Torceduras y distensiones: Los esguinces son ligamentos estirados o desgarrados. Las distensiones agudas son músculos o tendones estirados o desgarrados que ocurren por una lesión o movimiento repentino, como levantar un objeto pesado
  • Dislocaciones: Una articulación se disloca cuando los huesos son desplazados o se sacan de su posición. Una dislocación articular es una emergencia médica

¿Cómo puedo mantener saludables mis articulaciones?

Hacer suficiente actividad física es una de las cosas más importantes que puede hacer para prevenir o retrasar los problemas de las articulaciones. Esto fortalece los músculos alrededor de las articulaciones y les ayuda a trabajar mejor.

Cuando practiques deportes, use el equipo adecuado para proteger sus articulaciones, como rodilleras. Si ya tiene problemas en las articulaciones, pregúntele a su profesional de la salud qué tipo de actividades son las mejores para usted.

Algunas recomendaciones:

  • Adapta la frecuencia de ejercicios a tu condición física
  • Haz una buena planificación para optimizar resultados
  • Hidrátate correctamente
  • El calentamiento es imprescindible
  • Utiliza el calzado adecuado
  • Ten cuidado con la técnica

Si hay dolor, lo primero que debes hacer es ir donde un profesional para hacerlos exámenes necesarios.

Hay algunos remedios caseros que te pueden ayudar a complementar el tratamiento o terapia. La cúrcuma es un antiinflamatorio por naturaleza. Además el romero ayuda a combatir los dolores articulares de manos y rodillas.

Asimismo el colágeno es una proteína fundamental para nuestro cuerpo por lo que es importante que siempre tengamos unos niveles óptimos. El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y uno de los principales componentes de las articulaciones. Se encuentra concretamente en los ligamentos, tendones y cartílagos, y también está presente en la piel, los huesos y los músculos. Su función es aportar flexibilidad, elasticidad y sostén.

Varios estudios han demostrado que la ingesta continuada de colágeno ayuda a reducir el dolor articular de desgaste, a ralentizar la pérdida de masa ósea y a mejorar la movilidad y funcionalidad de las articulaciones. 

Por lo que el colágeno está indicado para prevenir y tratar enfermedades crónicas degenerativas como artrosis y osteoporosis. Aunque sean enfermedades asociadas al envejecimiento, es necesario tomar medidas para ralentizar su avance ya que, además del dolor y de la inmovilidad, se ha visto que padecer artrosis conlleva un mayor riesgo de padecer otras enfermedades como hipertensión arterial, reflujo, osteoporosis y diabetes tipo II.

Además, el colágeno hidrolizado atenúa los signos de envejecimiento dérmico, es decir, mejora la hidratación de la piel, aporta elasticidad y reduce las arrugas.

(Para saber qué dosis y con qué complementarlo, consulta con tu nutricionista)

¿Más información? Puedes visitar la página de Vitagel


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here